Home » Noticias

Noticias

La mitad de las muertes por CaP se pueden predecir antes de los 50 años

  19-04-13.- Investigadores suecos y estadounidenses han realizado un estudio tomando datos del Malmo Preventative Project (MPP) con el fin de desarrollar un esquema basado en la evidencia para el...

Gen BRCA2: primer factor genético para el pronóstico del cáncer de próstata

10-04-13.- Los pacientes con cáncer de próstata y mutaciones heredadas en el gen BRCA2 presentan un peor pronóstico y una menor supervivencia que el resto. Esta es la principal conclusión de un trabajo que se publica en Journal of Clinical Oncology, en el que ha participado el jefe de la Unidad de Investigación Clínica de Cáncer de Próstata y Tumores Genitourinarios del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), David Olmos, junto a Elena Castro, miembro de la unidad, e investigadores británicos, The Institute of Cancer Research y The Royal Marsden NHS Foundation Trust.


El cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más frecuente en varones en todo el mundo, aunque en los países desarrollados es ya el tumor más frecuente. Ese es el caso de España, donde se diagnostican más de 25.000 nuevos casos cada año y representa la tercera causa de muerte por cáncer en varones. En las últimas décadas, se ha producido un incremento en la incidencia debido, sobre todo, a la mayor esperanza de vida y a la generalización del cribado de la población mediante PSA (antígeno prostático específico). Afortunadamente, también se ha observado un descenso en la mortalidad por esta enfermedad, debido a que la mayoría de los diagnósticos se realizan en estadios tempranos y a la mejora de los tratamientos.


Aún así, todavía existen casos en los que la enfermedad es fatal y se están dedicando esfuerzos y recursos a identificar a los pacientes con peor pronóstico y a establecer las estrategias terapéuticas más apropiadas. Así, señala Olmos, "aunque la mayoría de los pacientes con cáncer de próstata tiene un pronóstico excelente, uno de los mayores retos con que nos encontramos en la práctica clínica diaria es la dificultad para identificar aquellos pacientes en los que la enfermedad puede ser letal".


MARCADORES GENÉTICOS

Con el objetivo de buscar indicadores genéticos que ofrecieran pistas sobre la evolución de la enfermedad, los autores del trabajo examinaron a 61 pacientes con cáncer de próstata portadores de mutaciones en el gen BRCA2 -gen supresor de tumores que protege el ADN-, 18 con mutaciones en BRCA1 -gen cuya función es similar a la de BRCA2- y 1.940 en los que se había excluido la presencia de mutaciones en sendos genes.


La magnitud del estudio lo convierte en el de mayor calibre realizado hasta la fecha con pacientes de cáncer de próstata y mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2, conocidos tradicionalmente por ser los responsables del síndrome de cáncer de mama y ovario familiar.


DIAGNÓSTICO TARDÍO

Los análisis de los pacientes mostraron que los portadores de mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 tenían más probabilidades de presentar un cáncer de próstata avanzado en el momento del diagnóstico, así como de desarrollar metástasis. Además, dentro del subgrupo de pacientes en los que la enfermedad no se había extendido en el momento del diagnóstico, el 23% de los portadores de mutaciones desarrolló metástasis en los cinco años siguientes, frente al 7% de los no portadores.


A los cinco años del diagnóstico, el 19% de los portadores de mutaciones en BRCA2 con enfermedad temprana había fallecido, frente al 4% de los no portadores. En este caso, no se observaron diferencias significativas entre pacientes con mutaciones en BRCA1 y pacientes sin mutaciones en estos genes. Para Castro "estos datos convierten al gen BRCA2 en el primer factor genético para el pronóstico del cáncer de próstata". A su juicio, los resultados plantean la necesidad de un cambio de paradigma en el abordaje clínico de los pacientes con cáncer de próstata portadores de mutaciones en los genes BRCA, para los que los estándares de tratamiento actuales parecen ser insuficientes y no existen guías específicas de actuación. "Ahora que hemos conseguido identificar pacientes en los que la enfermedad es potencialmente letal, nuestro reto es explorar los tratamientos más adecuados y con menos efectos secundarios que tengan un impacto real en supervivencia", concluye Olmos.

El bloqueo androgénico en próstata, mejor continuado

06-04-13.- Un estudio advierte de la inferioridad de la privación hormonal intermitente. En pacientes con cáncer prostático hormono-sensible metastásico. Se asumía, a raíz de algunos estudios...

Investigadores: algunos tumores de próstata resisten al tratamiento

23-03-13.- Según un estudio publicado en Cancer Cell, un grupo dirigido por investigadores del Sanford-Burnham Medical Research Institute (Estados Unidos) han hallado un mecanismo sobre la función...

Estudio financiado por NIH: riesgo mayor de CaP complementos de vitamina E

04-03-13.- De acuerdo a una revisión ulterior de los datos del Estudio del Selenio y la Vitamina E para Prevenir el Cáncer (SELECT), los hombres que tomaron diariamente 400 unidades internacionales (U.I.) de vitamina E tuvieron más cánceres de próstata que los hombres que tomaron un placebo. Los resultados mostraron que, por cada 1 000 hombres, hubo 76 casos de cáncer de próstata entre hombres que tomaron solamente complementos de vitamina E en comparación con 65 casos de cáncer entre hombres que tomaron un placebo durante un período de 7 años; es decir, 11 casos más de cáncer de próstata por cada 1 000 hombres. Esto representa un aumento de 17% en cánceres de próstata en relación con los que tomaron un placebo. Esta diferencia fue estadísticamente significativa y, por lo tanto, es posible que no se deba a la casualidad. Los resultados de esta revisión ulterior se publicaron el 12 de octubre de 2011, en el Journal of the American Medical Association.


El SWOG, una red internacional de instituciones de investigación, llevó a cabo SELECT en más de 400 centros clínicos en Estados Unidos, Puerto Rico y Canadá. SELECT fue financiado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) y por otros institutos que forman parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).


“Basándose en estos resultados y en los resultados de estudios cardiovasculares a gran escala que usaron vitamina E, no existe ninguna razón para que los hombres de la población general tomen la dosis de vitamina E usada en SELECT ya que los complementos no proporcionan beneficio y sí algunos riesgos muy reales”, dijo el doctor Eric Klein, copresidente de SELECT y médico de la Clínica Cleveland. “Por ahora, los hombres que participaron en SELECT deberán continuar viendo a sus médicos de atención primaria o a sus urólogos e informarles de estos resultados para una mayor consideración”.


El estudio SELECT comenzó en 2001 e incluyó a más de 35 000 hombres. Se inició debido a que investigaciones anteriores habían sugerido que el selenio o la vitamina E podrían reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Sin embargo, con base en una revisión independiente de vigilancia de seguridad realizada en el otoño de 2008, se dijo a los participantes que dejaran de tomar los complementos del estudio porque era evidente que el estudio jamás tendría la posibilidad de producir una reducción del 25% de casos de cáncer de próstata por usar estos complementos como estaba estipulado en el diseño del estudio. En 2010, los centros del estudio se cerraron y más de la mitad de los participantes estuvieron de acuerdo en que se vigilara su salud mediante cuestionarios por correo. Actualmente, debido a estos últimos hallazgos, los investigadores están animando a todos los participantes para que consideren tomar parte en un estudio de seguimiento a largo plazo con el fin de que los investigadores puedan continuar estudiando los efectos.


SELECT se llevó a cabo para corroborar resultados previos, separados, de estudios en los que el riesgo de cáncer de próstata no era el objetivo principal. Un estudio de 1998 de fumadores hombres en Finlandia que tomaron diariamente 50 unidades internacionales (U.I.) de vitamina E para prevenir el cáncer de pulmón, mostró 32% menos casos de cáncer de próstata entre hombres que tomaron el complemento. Un estudio de 1996 de hombres y mujeres con antecedentes de cáncer de piel que tomaron selenio para prevenir la recurrencia de la enfermedad mostró que los hombres que tomaron el complemento tuvieron 52% menos casos de cáncer de próstata que quienes no tomaron el selenio.


Basándose en estos y en otros resultados, se reclutaron a hombres para que participaran en SELECT. Ellos fueron asignados aleatoriamente para que tomaran uno de los cuatro grupos de complementos o placebos; hubo más de 8 000 hombres en cada grupo. Un grupo tomó tanto el selenio como la vitamina E; otro grupo tomó el selenio y un placebo que se veía como la vitamina E; otro grupo tomó la vitamina E y un placebo que se veía como el selenio; y el último grupo recibió placebos de ambos complementos. Los hombres que tomaron selenio solo o vitamina E junto con selenio tuvieron también más probabilidad de padecer cáncer de próstata que los hombres que tomaron un placebo; sin embargo, esos aumentos fueron pequeños y posiblemente se debieron a la casualidad.


“SELECT ha mostrado definitivamente que los complementos de vitamina E y de selenio no aportan beneficios en la prevención del cáncer de próstata y ha indicado que existe la posibilidad de que hayan perjuicios”, afirmó la doctora Lori Minasian, coautora del estudio y directora interina de la División de Prevención del Cáncer del NCI. “No obstante, este tipo de investigación ha sido de suma importancia para comprender los beneficios y los riesgos potenciales de los complementos”.


Los investigadores de SELECT están ahora midiendo la cantidad de vitamina E, de selenio y de otros nutrientes en la sangre de los participantes cuando entraron al estudio, para ver si el efecto de los complementos dependió de esta cantidad inicial del micronutriente. Otros investigadores están examinando los polimorfismos de mononucleótido, que son cambios de ADN conocidos como SNP, para ver si un cambio en uno o en más genes podría afectar el riesgo de cáncer o quizás aumentar el riesgo de un hombre de padecer cáncer de próstata mientras toma vitamina E.


Las muestras de los participantes provienen del biorepositorio de sangre y de recortes de uñas de los pies, los cuales, al unirse a la exhaustiva información clínica sobre los participantes, constituyen un recurso vital para un estudio más profundo. “El SWOG está solicitando propuestas de los investigadores de todo el país para usar el biorepositorio de SELECT a fin de ayudar a responder la pregunta biológica de por qué la vitamina E aumentó el riesgo en vez de disminuirlo”, comentó el doctor Laurence Baker, coautor del estudio y presidente del SWOG. “Los resultados de este estudio plantearon muchas más preguntas que las respuestas que tenemos, y de ahí la necesidad de una investigación ulterior”.


Con excepción del cáncer de piel, el cáncer de próstata es el tipo de cáncer más común entre los hombres de Estados Unidos. El riesgo actual de por vida de cáncer de próstata para hombres estadounidenses es de 16%. En 2011, habrá aproximadamente 240 890 casos nuevos de cáncer de próstata y 33 720 muertes por esta enfermedad en Estados Unidos.


SELECT ha sido financiado por el NCI con fondos adicionales del Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa, y con estudios secundarios financiados y dirigidos por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre; el Instituto Nacional de la Senectud; y el Instituto Nacional del Ojo de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).


Bibliografía: EA Klein, IM Thompson, CM Tangen, JJ Crowley, MS Lucia, PJ Goodman, L Minasian, LG Ford, HL Parnes, JM Gaziano, DD Karp, MM Lieber, PJ Walther, L Klotz, JK Parsons, JL Chin, A Darke, SM Lippman, GE Goodman, FL Meyskens, and LH Baker. Vitamin E and the Risk of Prostate Cancer: Results of The Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT). JAMA. 12 de octubre de 2011: 306(14) 1549-1556.

Entre 2010-2020 subirá un 22% la indicación de radioterapia en pac oncologicos

15-02-13.-Según datos de un estudio norteamericano, la indicación en cáncer de próstata aumentará un 35%, en tumores gastrointestinales entre el 22% y el 27% y en los de pulmón un 25%.


Entre el 60% y el 70% de los pacientes oncológicos es tratado con radioterapia en alguna fase de la enfermedad. Ese porcentaje aumentará en los próximos años debido al peso que ha adquirido esta especialidad para tratar los tumores en estadios iniciales, por la buena tolerancia que demuestra en pacientes geriátricos o pluri-patológicos y por su eficiencia y poca toxicidad.


Así lo ha explicado el doctor Felipe Calvo, jefe del Departamento de Oncología del Hospital Gregorio Marañón, miembro de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y coordinador de la Jornada “Avances en Oncología Radioterápica: personalización, ciencia y sociedad” de la Fundación Areces.


Según este experto, datos de un estudio norteamericano indican que de 2010 a 2020 “se incrementará un 22% la indicación de radioterapia en pacientes oncológicos. Lidera este aumento su indicación en cáncer de próstata (35%), gastrointestinal (entre el 22% y el 27%) y pulmón (25%). En cáncer de mama se estima un aumento del 16%, pero ya en la actualidad se hace de forma generalizada”.


Según el miembro de la SEOR, la individualización de los tratamientos es muy importante. A pesar de que la personalización, es decir, la individualización terapéutica guiada por moléculas, no está ni mucho menos generalizada en oncología, “ya es decisiva en cánceres prevalentes como el de mama, de pulmón y colorrectal, en la prolongación de la vida, en la infra-exposición a toxicidades no necesarias y en la eficiencia socio sanitaria”.


Esa personalización es posible gracias a la mejora constante de la tecnología, que permite un mejor diagnóstico y ha permitido cambiar el paradigma de la especialidad para pasar “del máximo tratamiento tolerable al mínimo tratamiento eficaz”, según el experto.  “Se trata de tecnología que busca el tratamiento justo: necesita mucha versatilidad para adaptarse a la realidad de que los pacientes tienen cánceres heterogéneos con necesidades terapéuticas variables. La vida de las personas con cáncer en la época del desarrollo tecnológico ha mejorado en términos de confianza diagnóstica y minimización terapéutica”. 


El freno de los recortes económicos en el avance de la Oncología Radioterápica
En los últimos años, los avances en Oncología Radioterápica se han centrado en el aumento de precisión que permite aumentar el índice terapéutico (más control tumoral y menos toxicidades en tejidos normales). Algunos de estos avances son la radioterapia cuatri-dimensional (que se realiza de acuerdo al movimiento interno de los órganos y el tumor), la mejora continua en el tratamiento multimodal del cáncer (con un componente radioterápico cada vez más eficiente, menos tóxico, corto en el tiempo, bien adaptado a la cirugía y que no compromete la quimioterapia) y la biología molecular que permite reconocer la heterogeneidad en los cánceres de una misma localización y diseñar tratamientos heterogéneos.


Por todo ello, el Dr. Calvo hace hincapié en el potencial curativ de la radioterapia y en el valor de la especialidad para preservar órganos y estructuras previamente afectadas por cáncer, con buena funcionalidad.


El coordinador de esta jornada considera que la “emergencia socio-económica actual es una catástrofe para la práctica médica de los oncólogos radioterápicos: se bloquean las inversiones en la reposición de equipos amortizados (claramente obsoletos), retrasa la incorporación de la innovación tecnológica a la clínica diaria y congela el proceso de mejora continua que acompaña a la actualización instrumental”. Para los pacientes, señala este experto, esta crisis de inversión supone comprometer sus oportunidades en cuanto a curación, secuelas y calidad de vida. Los planes sanitarios, concluye, “deberían estar adaptados no sólo al ciclo económico, sino a la equidad socio-sanitaria en época de carencias: hay que aprovechar la emergencia para re-situar a la radioterapia en la eficiencia que ya acredita y en la prioridad oncológica que ya merece”.

Infografía: beneficios y perjuicios de la prueba APE para detección del CaP

14-01-13.- Con la acumulación de conocimientos sobre los beneficios y los perjuicios de la prueba del APE (PSA en inglés), hay organizaciones que han comenzado a pronunciarse en contra de los exámenes de detección de rutina. Estos exámenes constituyen una decisión personal que, según la mayoría de los expertos, un hombre debe tomar en consulta con su médico, después de que se le ha informado en detalle sobre los posibles beneficios y peligros.


La infografía que aparece en este artículo refleja los beneficios y los perjuicios de la prueba del APE para la detección del cáncer de próstata. Estas estimaciones aparecieron en la Propuesta de recomendaciones del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos, la cual fue publicada el 17 de julio en la revista Annals of Internal Medicine. Para los cálculos se tomaron en cuenta datos de seguimiento de 13 y 11 años contenidos en el Estudio de Exámenes de Detección del Cáncer de Próstata, Pulmón, Colorrectal y de Ovarios y en el Estudio Aleatorizado Europeo de Exámenes de Detección del Cáncer de Próstata . Según ambos estudios, los mejores indicios científicos del posible beneficio de la prueba del APE se observan en hombres de entre 55 y 69 años de edad.

Cirugía es la opción más coste-efectiva en próstata

09-01-13.- Según un estudio retrospectivo de la Universidad de California en San Francisco, todos los abordajes de los tumores de próstata ofrecen tasas de supervivencia similares, mientras la cirugía...

Dudas de la deprivación androgénica para prevenir tumor prostático

30-12-12.- El uso de las terapias de privación de andrógenos, quirúrgica o química, para prevenir alteraciones precancerosas en el cáncer de próstata agresivo podría tener efectos adversos en hombres con lesiones iniciales y alteraciones genéticas específicas, según un estudio preclínico publicado en el último Cancer Discovery


Hallazgos previos de dos grandes ensayos de quimioprevención del cáncer de próstata revelaron que la terapia de privación de andrógenos "reduce el riesgo general de cáncer de próstata de bajo grado. Sin embargo, también revelaron un mayor riesgo acumulado de cáncer de próstata de alto grado, lo que ha causado preocupación entre los expertos", según Thomas Roberts, del Instituto del Cáncer Dana-Farber, en Boston (Estados Unidos).


La investigación, realizada sobre un modelo de ratón con la enzima supresora de tumor PTEN, indica que la reducción profiláctica de la forma más activa de andrógenos o el bloqueo del receptor de andrógenos podría tener consecuencias imprevistas en algunos hombres. "No obstante, los datos deben interpretarse con cautela debido a que las glándulas de la próstata del ratón son diferentes de sus contrapartes humanas, por lo que se necesitan más datos sobre tumores humanos".

Identifican una enzima relacionada con el cáncer de próstata

21-12-12.-Investigadores de la Clínica Mayo (Florida, Estados Unidos) han identificado una enzima específicamente relacionada con el cáncer de próstata agresivo, y también han desarrollado un...

El descenso de los nieveles de testosterona se asocia con el CaP

02-11-12.- Según investigadores del centro Fox Chase, los hombres cuya testosterona cae después de la radiación son más propensos a experimentar un incremento en el PSA.


Cuando la testosterona disminuye después de la radioterapia para el cáncer de próstata existen más probabilidades de experimentar un aumento en los niveles del antígeno prostático específico (PSA) que indican que el cáncer se ha reproducido, según un nuevo estudio del centro Fox Chase Cancer.


"Los hombres que sufren esta caída de los niveles de testosterona también parecen ser los más propensos a experimentar un aumento del PSA después del tratamiento", comenta Jeffrey Martin, autor del estudio y médico residente en el Departamento de Oncología de Radiación del instituto Fox Chase.


Para investigar si la disminución de la testosterona tiene efectos clínicos, los investigadores revisaron los registros médicos de casi 260 hombres que recibieron radioterapia para el cáncer de próstata entre 2002 y 2008. Los pacientes fueron tratados con braquiterapia o radioterapia de intensidad modulada (IMRT).


Descubrieron que los niveles de testosterona tienden a disminuir después de ambas formas de terapia con radiación. Además, los hombres que sufrieron un importante descenso de testosterona después de la radiación experimentaban un aumento de los niveles de PSA durantre el periodo de seguimiento. 


Sin embargo, dicho aumento del PSA era relativamente poco probable. "Sólo el 4% de los pacientes con cáncer de próstata de bajo riesgo tuvieron fallo bioquímico a los cinco años", explica Martin.


"La relación entre los niveles de testosterona después de la radioterapia y el pronóstico de cáncer de próstata necesita más estudios, y aún es prematuro afirmar que sea motivo de consulta al especialista", concluyen.

Observan crecientes tasas de lesiones oculares en cirug.robótica de próstata

17-10-12.- La posición del paciente durante el procedimiento u otra causa desconocida podría provocar rasguños en la córnea.


En ese periodo, la tasa de incidencia de las lesiones oculares aumentó de 0.07 a 0.42 por ciento, según una revisión de más de 136,000 procedimientos de este tipo. La mayoría de las lesiones fueron abrasiones de la córnea, o rasguños de la superficie ocular.MARTES, 16 de octubre (HealthDay News) -- El número de lesiones de los ojos asociados con la prostatectomía radical (la extirpación de toda la próstata) asistida por robot aumentó casi diez veces en EE. UU. entre 2000 y 2009, aunque el riesgo seguía siendo bastante pequeño, halla un estudio reciente.


Mientras se someten a prostatectomías radicales asistidas por robot, los pacientes se colocan con la cabeza hacia abajo, y están en riesgo de hinchazón de la cara, lesiones de los brazos, además de lesiones de la córnea o lesiones oculares de otro tipo, explicaron los investigadores.


Las posibles causas de lesiones oculares durante la prostatectomía radical asistida por robot incluyen la larga duración de la cirugía, la postura del paciente o algo asociado con el robot en sí, señalaron el Dr. Ajay Sampat y colegas de la Universidad de Chicago.


El estudio fue presentado el martes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists), en Washington, D.C.


La prostatectomía radical asistida por robot fue aprobada para su uso en EE. UU. en 2000, y se usa cada vez más para extirpar el cáncer de próstata porque es mínimamente invasiva, lo que lleva a unas estadías hospitalarias más cortas, unas tasas de infección más bajas y una menor necesidad de analgésicos tras la cirugía, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la sociedad.


El procedimiento se usó en menos del 10 por ciento de las cirugías para el cáncer de próstata en 2000, y aumentó a entre 50 y 80 por ciento de todas las operaciones de ese tipo en 2008.


"Es importante que los pacientes que piensan en una operación robótica discutan estos problemas con sus proveedores de atención de salud, para considerar los riesgos y los beneficios de todas las opciones", apuntó Sampat en el comunicado de prensa. "Y los médicos que atienden a los pacientes que se someten [a la prostatectomía radical asistida por robot] deben tener más cuidado con estas lesiones potenciales, y tomar las medidas necesarias para prevenirlas".


Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

 

FUENTE: American Society of Anesthesiologists, news release, Oct. 16, 2012

La HBP afecta a la mitad de los varones mayores de 50 años

14-10-12.- La vergüenza y la falta de información siguen siendo las principales razones por las que no se acude al urólogo ante determinadas complicaciones urológicas graves.


La Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) afecta a la mitad de los varones mayores de 50 años. Una cifra que se incrementa hasta el 80% a partir de los 80 años. Se trata de la enfermedad de la próstata más frecuente, de una de las causas de ingreso hospitalario más común entre los españoles y del primer motivo de consulta en los servicios de urología. Por todos estos motivos, la Asociación Española de Urología (AEU), aprovechando la reciente celebración del Día Europeo de la Salud Prostática el pasado 15 de septiembre, ha querido recordar a los varones la importancia de hacerse revisiones de la próstata a partir de los 50 años.


Sin embargo, pese a que los urólogos insisten cada año en este tipo de mensajes, la vergüenza, el desinterés y la falta de información son algunas de las razones por las que los varones no solicitan ayuda médica ante determinadas enfermedades urológicas, graves o con un importante impacto sobre su calidad de vida, para las que sí existen soluciones. Desterrar falsos mitos e informar sobre los síntomas y tratamientos son algunas de las prioridades para esta sociedad científica. “La Urología abarca múltiples trastornos y patologías, muchas de ellas de fácil diagnóstico y tratamiento, otras prevenibles, de las que la población no es del todo consciente. Por este motivo, uno de nuestros principales objetivos es insistir en la importancia de acudir a la consulta periódicamente”, asegura el presidente de la AEU, el doctor Humberto Villavicencio.


A partir de los 40 años la próstata puede experimentar un crecimiento progresivo de carácter benigno. La uretra queda comprimida, lo que dificulta el paso de la orina y provoca, por tanto, alteraciones al miccionar. Se trata de una patología que aumenta con cada década de vida y que afecta al 50% de los varones de 51 a 60 años. “Este crecimiento de carácter benigno”, explica el doctor Miguel Unda, coordinador del Grupo de Uro-Oncología de la Asociación Española de Urología (AEU), “constituye la enfermedad más frecuente de la próstata y que en algunos casos puede llegar a provocar infecciones urinarias e incluso síntomas irritativos y alteraciones en la vejiga, pudiendo dañar también los riñones”.


Según explica este experto, “los síntomas más característicos de esta patología tienen que ver con la dificultad para empezar a orinar, micción débil, lenta o intermitente, goteo postmiccional, así como el aumento de la frecuencia, la disminución de la cantidad y urgencia miccional e incontinencia de urgencia”.


En el seguimiento de la hiperplasia benigna de próstata el médico de familia debería derivar al urólogo ante la sospecha de complicaciones, la presencia de sintomatología de moderada a severa, el tamaño aumentado de la próstata en el tacto rectal o la no mejoría de la sintomatología durante el tratamiento. A este respecto, una detallada anamnesis desde el centro de salud permite establecer el diagnóstico y gravedad de la mayoría de estos pacientes. 


Otras patologías urológicas: cáncer de próstata


La cada vez mayor esperanza de vida de la población motivará un aumento de los problemas de próstata en los próximos años. Un año más, en el marco del recientemente conmemorado Día Europeo de la Salud Prostática, los profesionales insisten en que la detección precoz del cáncer de próstata puede suponer un mejor pronóstico para el paciente. Un tumor del que en España, según datos del primer Registro Nacional de Cáncer de Próstata que ha llevado a cabo la AEU, se detectan al año 18.872 nuevos casos, siendo el tumor más frecuente en el varón a partir de esta edad. En los casos en los que existan antecedentes familiares, la recomendación es que los chequeos se realicen a partir de los 45 años. “Difundir estos mensajes sobre esta enfermedad y sobre otras que afectan a esta glándula, es el objetivo de que año tras año desde la AEU insistamos en facilitar esta información de cara a concienciar a la población general y, en especial, a los varones”, afirma el presidente de la AEU.


Se estima que en España mueren cerca de 6.000 personas por cáncer de próstata al año. Según explica el doctor Unda, “este tipo de tumor suele tener los mismos síntomas que la HBP, por lo que en ocasiones puede confundirse. En este sentido, las visitas periódicas al urólogo a partir de los cincuenta años, aunque no se tengan síntomas, son fundamentales para conseguir un diagnóstico precoz de la enfermedad”.


Las dos pruebas que ponen al urólogo sobre la pista de un posible tumor prostático son la palpación de la próstata a través del tacto rectal y la determinación del antígeno prostático en sangre, prueba que consiste en un simple análisis de sangre y que es conocida como PSA. Según el doctor Villavicencio, “no cabe cuestionarse la validez del diagnóstico precoz con el PSA porque es innegable que ha cambiado totalmente el pronóstico de este tumor. Hace 20 años la mayor parte de estos tumores no podían curarse y en la actualidad es posible abordar con éxito la mayoría de ellos”. 


Nuevas terapias en cáncer de próstata avanzado


Precisamente sobre las últimas novedades en el abordaje del cáncer prostático han debatido un centenar de especialistas en tumores genito-urinarios nacionales e internacionales, que se han dado cita en Sevilla. La reunión "Encuentros en Cáncer de Próstata", organizada por Janssen con el auspicio del Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), ha puesto  de manifiesto cuáles son los avances en la investigación del cáncer de próstata y del manejo de la enfermedad cuando llega a un estado metastásico avanzado. El encuentro ha contado, además, con la intervención del ponente internacional el Dr. Charles Ryan, de la Universidad de California de San Francisco (EEUU). 


Los "Encuentros en Cáncer de Próstata" resultan especialmente importantes como un instrumento de actualización de conocimientos dado que durante los dos últimos años la investigación en el ámbito del cáncer de próstata ha permitido desarrollar numerosas terapias que logran prolongar la supervivencia de los pacientes, especialmente en la fase más avanzada de la enfermedad. El Dr. Castellano, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y presidente de SOGUG, explica que "el desarrollo y la llegada de nuevas terapias en cáncer de próstata ha sido muy rápido en los últimos dos años, lo que obliga a una actualización constante y permanente del manejo de los pacientes en oncología genito-urinaria".


El cáncer de próstata resistente a la castración es uno de los últimos estadios de la enfermedad que se produce cuando el cáncer progresa a pesar de que se haya tratado con la terapia que bloquea el efecto de los andrógenos. El Dr. Joaquim Bellmunt, del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar-IMAS de Barcelona y moderador de la reunión, describe que "el crecimiento de este tumor viene guiado por los andrógenos, es decir, la hormona sexual masculina. Por eso, si no hay posibilidad de curación local, a través de la cirugía o la radioterapia, y la enfermedad está diseminada, hay que proceder al tratamiento a partir del bloqueo androgénico. Si el tumor sigue creciendo a pesar de todo, el paciente se encuentra en la fase del cáncer de próstata resistente a la castración".


En este estadio, el único tratamiento posible es la quimioterapia con docetaxel. En este sentido, la intensa investigación que durante los últimos años se ha llevado a cabo en el ámbito del cáncer de próstata ha motivado el desarrollo de nuevas moléculas capaces de aumentar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes en esta fase de la enfermedad. El Dr. Bellmunt destaca que "la aprobación de herramientas terapéuticas como acetato de abiraterona, comercializado como Zytiga, ha sido uno de los grandes hitos en el abordaje del cáncer de próstata resistente a la castración que hemos tenido en estos últimos años. Este fármaco significa un avance muy importante en el manejo de esta enfermedad ya que consigue frenarel crecimiento del tumor en esta fase en la que no había ninguna opción de tratamiento".


Por otra parte, además de prolongar la supervivencia, los expertos han valorado  los beneficios añadidos de la terapia con acetato de abiraterona. El Dr. Bellmunt apunta que "el tratamiento con acetato de abiraterona mejora la tasa de complicaciones esqueléticas, el dolor y una serie de parámetros que atañen a la calidad de vida del paciente. Además, tiene la característica de que es un fármaco de administración oral y generalmente bien tolerado". 


Retos de futuro


Durante el encuentro se han puesto de manifiesto los siguientes pasos a seguir en el futuro del abordaje del cáncer de próstata. Entre ellos destaca la investigación realizada para evaluar el tratamiento con acetato de abiraterona en pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración antes del uso de la quimioterapia. Tal y como destaca el Dr. Castellano, "esta línea de investigación podría cambiar el paradigma del manejo de estos pacientes ya que se podrían utilizar nuevos fármacos en una fase más temprana de la enfermedad metastásica".

La enzalutamida reduce un 37% el riesgo de muerte en tumor de próstata avanzado

11-10-12.- Enzalutamida ha logrado disminuir un 37 por ciento el riesgo de fallecer por cáncer de próstata avanzado durante un estudio clínico multicéntrico internacional en fase III en el que ha participado la Clínica Universidad de Navarra.


Esa reducción también se ve plasmada en un 75 por ciento menos de riesgo de que el nivel de PSA aumente, al tiempo que mejora la calidad de vida de los pacientes.


Ignacio Gil Bazo, especialista del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra, ha explicado que "estos resultados han llevado a una suspensión anticipada del ensayo clínico y se ha ofrecido a los pacientes que estaban tomando placebo la posibilidad de recibir enzalutamida".


Se trata de un estudio coordinado por especialistas del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, de Nueva York, en el que han intervenido hospitales de 15 países y han tomado parte 1.199 pacientes.


Los resultados se han publicado en The New England Journal of Medicine. El estudio se ha centrado en analizar los efectos de un nuevo tratamiento hormonal oral llamado enzalutamida en pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a castración que previamente han sido tratados con quimioterapia.


Efectos no deseados
En cuanto a los efectos adversos, Gil ha comentado que "tiene menor toxicidad que la quimioterapia, se administra por vía oral, 160 mg diarios, y presenta muy pocos efectos secundarios, como la fatiga o los sofocos".


En cuanto a las ventajas, ha destacado la "mejoría en todos los parámetros estudiados, que se concreta en un incremento significativo de la supervivencia global, que llega a los 18,4 meses en los pacientes tratados con enzalutamida frente a los 13,6 meses en los que no recibieron dicho tratamiento". También se ha visto que se mejora la tasa de respuestas de lesiones en tejidos blandos. 

 

NUEVAS APROBACIONES

La aprobación el pasado enero en España de otro fármaco hormonal llamado abiraterona y los resultados del ensayo clínico con enzalutamida han cambiado el paradigma terapéutico para los tumores de próstata que continúan siendo resistentes a castración tras recibir quimioterapia. "Supone la apertura de una segunda línea de tratamiento. Aunque el primero con hormonas falle, esta enfermedad sigue teniendo un componente hormonal para que las células tumorales subsistan. El hecho de haber recibido quimioterapia no quiere decir que el manejo hormonal no tenga sentido en estos pacientes, sino que ahora recobra importancia", ha apuntado Ignacio Gil Bazo.

Un test sanguíneo de patrones génicos detecta cáncer de próstata agresivo

10-10-2012.- Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en Madrid, del Instituto de Investigación del Cáncer (ICR) y de la Fundación The Royal Marsden, estos dos últimos en Londres, han diseñado un test que estudia patrones genéticos en células sanguíneas para detectar cáncer de próstata avanzado. Los resultados de la investigación se publicaron ayer en The Lancet Oncology.


Según el estudio, los patrones genéticos de las células de la sangre actúan a modo de códigos de barras, y se podrían utilizar de forma conjunta con el actual test del PSA para seleccionar pacientes con peor pronóstico y que necesitan un tratamiento inmediato.


El trabajo, dirigido por David Olmos, del CNIO, y Johann de Bono, del ICR y The Royal Marsden, demuestra que las señales que el cáncer de próstata impregna en la sangre pueden servir para conocer mejor esta enfermedad.


Códigos de barras 
El mecanismo descrito consiste en la lectura de los cambios genéticos en la sangre del paciente. Estos cambios pueden usarse como códigos de barras para identificar si un paciente va a tener un cáncer agresivo.


A partir de estos resultados, se podrían ajustar los tratamientos al perfil concreto de cada uno de los pacientes. Los científicos escanearon todos los genes de 100 pacientes con cáncer de próstata usando sus muestras de sangre: 69 pacientes con cáncer de próstata avanzado y 31 pacientes con tumor localizado de muy bajo riesgo.


Sistema inmune 
Después de unos dos años y medio de seguimiento, se observó que uno de estos grupos presentaba una supervivencia mucho menor y que coincidía con un código de barras resumido por alteraciones en la actividad de nueve genes y la modificación de diferentes funciones del sistema inmunológico, lo que apunta a que las células cancerosas desencadenan una respuesta inmunitaria anómala a medida que se expanden en el organismo.


Los resultados se confirmaron en otros 70 pacientes procedentes del Centro del Cáncer Memorial Sloan Kettering, de Nueva York, con cáncer de próstata avanzado.


(The Lancet Oncology. (2012). Doi: S1470­2045 (12) 70372-8). 

La grasa periprostática interviene en el tumor

30-09-12.- La obesidad, y más concretamente la grasa que se aloja alrededor de la próstata, se relaciona con el desarrollo del cáncer, según un estudio del grupo de Gema Frühbeck, de la Clínica Universidad de Navarra.


El estudio de la grasa circundante a la próstata ha proporcionado claves mecanísticas que apoyan la ya conocida relación entre obesidad y cáncer. Esto es lo que ha demostrado el grupo de Gema Frühbeck, directora del Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universidad de Navarra, en un estudio que es publica en el último número de BMC Medicine.


  • El patrón génico de la grasa periprostática de los obesos se caracteriza por una sobreexpresión de genes de diferenciación y proliferación


Frühbeck ha explicado a Diario Médico su hipótesis de trabajo. "La grasa que rodea la próstata, a la que denominamos grasa periprostática, no es similar en todos los sujetos con cáncer de próstata y exhibe un perfil génico específico según las características de cada paciente".


Expresión genética
En el trabajo se emplearon microarrays para estudiar la expresión de genes de grasa periprostática obtenida de pacientes con hiperplasia prostática benigna, cáncer de próstata localizado o adenocarcinoma localmente avanzado. A su vez, de estos tres grupos se obtuvo la grasa periprostática de individuos delgados frente a pacientes obesos o con sobrepeso.

  • La identificación de genes que facilitan el desarrollo del tumor abre vías a su posible utilización como dianas terapéuticas para su bloqueo


De esta forma, pudieron constatar que el patrón de expresión varía dependiendo del tipo tumoral (benigno frente a maligno), así como del estadiaje (adenocarcinoma localizado frente a localmente avanzado). "La firma o rúbrica génica de la grasa periprostática de pacientes obesos o con sobrepeso se caracteriza por una sobreexpresión de genes relacionados con la diferenciación y proliferación celulares, junto con una represión de genes implicados en apoptosis e inmunidad. Esto se traduce en la generación de un microambiente favorable al desarrollo y la expansión tumoral propiciados por una lipogénesis y angiogénesis incrementadas con una inmunocompetencia disminuida".


Prevención
Los datos del estudio parecen apoyar que la eliminación de la grasa disfuncional podría evitar, al menos en parte, la progresión del tumor. Sin embargo, "es algo que debemos confirmar en modelos animales y ensayos clínicos. Una vez que el tejido adiposo disfuncional circunda la próstata, se dan todas las circunstancias favorables para el crecimiento del tumor, por medio de la disponibilidad de sustratos energéticos, así como para su metástasis, a través de la angiogénesis y la inmunoincompetencia".


La investigadora ha recordado que las células tumorales expresan receptores para leptina y se ha puesto de manifiesto un claro inmunomarcaje en tumores prostáticos malignos al igual que en tumores poco diferenciados. "La grasa periprostática de pacientes obesos presenta una sobreexpresión de leptina que ejerce como factor de crecimiento, así como favorecedor de la angiogénesis. En este sentido, también cabe señalar la sobreexpresión de ANGPT1, el gen que codifica para la angiopoyetina 1, cuyo receptor está presente en células tumorales y capilares circundantes".


El estudio, que es fruto de la colaboración entre oncólogos, urólogos e investigadores de Portugal, Canadá y España, está enmarcado en el programa de Obesidad y Cáncer del Ciberobn, ofrece una nueva perspectiva de la complejidad de la interfase entre el tumor, propiamente dicho, y la multicelularidad que comprende el tejido adiposo circundante con adipocitos, células B y T, fibroblastos y células endoteliales, entre otras, para intensas interaccines autocrinas y paracrinas, con ulteriores efectos sistémicos.


Por otra parte, la identificación de genes que facilitan el desarrollo del tumor también abre vías a su posible utilización como dianas terapéuticas para su bloqueo.

Expertos aún dudan de la conveniencia de la cirugía robótica en el CaP

24-09-12.- NUEVA YORK (Reuters Health) - En un estudio sobre 30.000 pacientes con cáncer de próstata, el grupo operado con un robot tuvo menos complicaciones en el corto plazo que la cohorte intervenida...

Nuevas terapias en CaP avanzado prolongan la supervivencia y mejoran sintomas

24-09-12.- Durante los últimos dos años, la rápida llegada de nuevas terapias en cáncer de próstata avanzado obliga a los cínicos a realizar una constante actualización en este ámbito 


Un centenar de especialistas en tumores genito-urinarios nacionales e internacionales, se han dado cita en Sevilla para debatir sobre las últimas novedades en el abordaje del cáncer de próstata. La reunión "Encuentros en Cáncer de Próstata", organizada por Janssen con el auspicio del Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), ha puesto  de manifiesto cuáles son los avances en la investigación del cáncer de próstata y del manejo de la enfermedad cuando llega a un estado metastásico avanzado. El encuentro ha contado, además, con la intervención del ponente internacional el Dr. Charles Ryan de la Universidad de California de San Francisco (EEUU).   


Los "Encuentros en Cáncer de Próstata" resultan especialmente importantes como un instrumento de actualización de conocimientos dado que durante los dos últimos años la investigación en el ámbito del cáncer de próstata ha permitido desarrollar numerosas terapias que logran prolongar la supervivencia de los pacientes, especialmente en la fase más avanzada de la enfermedad. El Dr. Castellano, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y presidente de SOGUG, explica que "el desarrollo y la llegada de nuevas terapias en cáncer de próstata ha sido muy rápido en los últimos dos años, lo que obliga a una actualización constante y permanente del manejo de los pacientes en oncología genito-urinaria. Esta reunión nos ayudará a entender mejor cuáles son las futuras vías de tratamiento en el cáncer de próstata resistente a la castración". 


El cáncer de próstata es un tumor muy frecuente. En España la tasa de incidencia es de 18.500 casos anuales, de los cuales 5.500 fallecen como consecuencia de la enfermedad. Fundamentalmente afecta a hombres de edad avanzada, por encima de los 65 años, y es más frecuente en países desarrollados. Se trata de una transformación cancerosa de la glándula prostática. El cáncer de próstata resistente a la castración es uno de los últimos estadios de la enfermedad que se produce cuando el cáncer progresa a pesar de que se haya tratado con la terapia que bloquea el efecto de los andrógenos. El Dr. Joaquim Bellmunt, del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar-IMAS de Barcelona y moderador de la reunión, describe que "el crecimiento de este tumor viene guiado por los andrógenos, es decir, la hormona sexual masculina. Por eso, si no hay posibilidad de curación local, a través de la cirugía o la radioterapia, y la enfermedad está diseminada, hay que proceder al tratamiento a partir del bloqueo androgénico. Si el tumor sigue creciendo a pesar de todo, el paciente se encuentra en la fase del cáncer de próstata resistente a la castración". 


En este estadio, el único tratamiento posible es la quimioterapia con docetaxel. En este sentido, la intensa investigación que durante los últimos años se ha llevado a cabo en el ámbito del cáncer de próstata ha motivado el desarrollo de nuevas moléculas capaces de aumentar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes en esta fase de la enfermedad. El Dr. Bellmunt destaca que "la aprobación de herramientas terapéuticas como acetato de abiraterona, comercializado como Zytiga, ha sido uno de los grandes hitos en el abordaje del cáncer de próstata resistente a la castración que hemos tenido en estos últimos años. Este fármaco significa un avance muy importante en el manejo de esta enfermedad ya que consigue frenar el crecimiento del tumor en esta fase en la que no había ninguna opción de tratamiento". 


Por otra parte, además de prolongar la supervivencia, los expertos han valorado  los beneficios añadidos de la terapia con acetato de abiraterona. El Dr. Bellmunt apunta que "el tratamiento con acetato de abiraterona mejora la tasa de complicaciones esqueléticas, el dolor y una serie de parámetros que atañen a la calidad de vida del paciente. Además, tiene la característica de que es un fármaco de administración oral y generalmente bien tolerado". 


Retos de futuro 

Durante el encuentro se ha puesto de manifiesto los siguientes pasos a seguir en el futuro del abordaje del cáncer de próstata. Entre ellos destaca la investigación realizada para evaluar el tratamiento con acetato de abiraterona en pacientes con cáncer de próstata resistente a la castración antes del uso de la quimioterapia. Tal y como destaca el Dr. Castellano "esta línea de investigación podría cambiar el paradigma del manejo de estos pacientes ya que se podrían utilizar nuevos fármacos en una fase más temprana de la enfermedad metastásica"

Hallan las células responsables de la resistencia a docetaxel en próstata

16-09-2012.-El equipo de Carlos Cordón-Cardó, jefe del Departamento de Patología del Hospital Mount Sinai de Nueva York, ha descubierto una población de células que tienen las propiedades de las céluals madre cancerígenas y que son responsables de la resistencia a docetaxel. Los resultados del trabajo se publican hoy en Cancer Cell y su primer autor es Josep Domingo-Domenech, del citado grupo.


Cordón-Cardó ha explicado a Diario Médico que las conclusiones del trabajo se han conseguido estudiando modelos celulares de resistencia a la quimioterapia (docetaxel). De esta forma, "nos dimos cuenta de la existencia de una subpoblación celular con características de célula madre tumoral. Estas células tienen un fenotipo indiferenciado y expresan vías de señalización embrionarias, como Hedgehog y Notch. En este sentido, son células más próximas a las embrionarias que a otras progenitoras que se han descrito en distintos canceres".


Diferentes tumores
El grupo de Cordón-Cardó dispone de suficiente evidencia científica que demuestra que estas células también se encuentran en otros cánceres tan frecuentes como el de mama, el de colon, el de pulmón y el de vejiga urinaria.

Estas células están presentes en todos los tumores primarios de cáncer prostático.

Es más, "el número de estas células en tumores primarios es un biomarcador de predicción y agresividad clínica".

Los estudios realizados apuntan a que "una combinación de quimoterapia estándar que elimna las células tumorales diferenciadas, junto con inhibidores de vías de señalización embrionarias, como Hedgehog y Notch, evitarían la aparición de resistencias".


El oncólogo, presidente científico de Althia, ha recordado que es importante implantar dicha combinación antes de que la resistencia aparezca, para que sea una estrategia más eficaz..


Los estudios llevados a cabo revelan que en otros tumores con resistencia a docetaxel, como se observa en algunos de mama, las combinaciones específicas de terapias estándar con inhibidores de vías de señalización embrionarias (no sólo Hedgehog o Notch, sino también WNT/8-catenina) serían igualmente efectivas. "Estamos analizando dichos estudios para su futura publicación".


Según Cordón-Cardó, las implicaciones clínicas inmediatas del trabajo incluyen el desarrollo y validación de una nueva combinación terapéutica con fármacos ya aprobados por agencias reguladoras y con efectos secundarios controlables. "También se podrá desarrollar una prueba diagnóstica de laboratorio con un índice de predicción de la agresividad tumoral que ya se está validando".


(Cancer Cell; DOI: 10.1016/j.ccr.2012.07.016).

15-01-2012.- Un estudio que se publica hoy en The New England Journal of Medicine, coordinado por investigadores de las universidades de Johns Hopkins, en Baltimore, y de Michigan, en Ann Arbor, ha hallado que los hombres que heredan una rara mutación tienen de 10 a 20 veces más riesgo de cáncer de próstata.

"Se trata de la principal variante genética relacionada con el cáncer de próstata hereditario", ha señalado Kathleen A. Cooney, profesor de Medicina Interna y Urología de la Universidad de Michigan y uno de los autores del trabajo. Cooney, en colaboración con Ethan Lange, de la Universidad de Carolina del Norte, han sido los primeros en identificar 17q21-22 como una región de interés.

Los investigadores comenzaron su estudio con muestras de pacientes jóvenes con cáncer de próstata en 94 familias que habían participado en ensayos de las universidades de Johns Hopkins y de Michigan. Cada una de aquellas familias tenía múltiples casos de la enfermedad entre parientes cercanos (padres e hijos o hermanos).

Los científicos encontraron que los miembros de cuatro familias diferentes tenían la misma mutación en el gen HOXB13, que juega un papel importante en el desarrollo de la próstata durante la etapa fetal y en su función. Los 18 hombres con cáncer de próstata de estas cuatro familias portaban la mutación.

La búsqueda prosiguió

Por otro lado, los investigadores colaboraron con Jianfeng Xu y Lilly Zheng, de la Universidad de Wake Forest, en Carolina del Norte, en busca de la misma mutación genética en HOXB13 entre 5.100 hombres que habían sido tratados para el cáncer de próstata en Johns Hopkins o en Michigan. La mutación fue hallada en el 1,4 por ciento de los hombres.